Logo Colcircuitos png

Áreas de I+D+i para desarrollo de hardware

Hablando de áreas de I+D+I, he estado siguiendo de cerca el último desarrollo de Apple, las Vision Pro, pues creo que es una innovación importante… Lo que logro entender es que las Vision Pro no son otro producto similar o parecido al resto de productos de Apple, sino que se trata de computación espacial, y por eso se relaciona más con las Apple TV, siento las Vision un ordenador computacional.

¿Qué tiene que ver este producto con las áreas de I+D+I?

De todas formas, no es el objetivo acá abordar el gadget como tal, más bien quiero centrar la atención sobre una noticia que me ha llamado la atención:

Interpreto de esta noticia que Apple ha tenido dificultades con su innovación y ha tenido que aplazar la fecha en que planeaba lanzarla al mercado.
Según fuentes importantes los principales aspectos que Apple ha tenido que afrontar con este nuevo producto son:

  1. Someter la tecnología a un mayor período de pruebas
  2. Repensar sus planes de distribución
  3. Implementar ajustes pendientes para lograr tener una versión más económica
  4. Mejora en los complejos procesos de producción
  5. Lograr la versión definitiva del software a emplear (visionOS).

 

Que a un monstruo de la tecnología le ocurran este tipo de imprevistos me hace pensar en la gran importancia que tiene el proceso juicioso de desarrollo de hardware y cuánto dinero esta en juego si no se hace adecuadamente. Más grave aún si es una mediana empresa o un emprendedor que depende del lanzamiento y venta de su desarrollo.

Vale la pena entonces aceptar que innovar, desarrollar y más en el mundo de la tecnología implica un proceso riguroso e idealmente acompañado de un equipo de trabajo que conozca el camino.

Al hablar de áreas de I+D+I es importante tener en cuenta factores claves como:

• Un adecuado dimensionamiento del valor del producto final. Este aspecto se puede hacer desde el diseño del hardware y se puede saber con cierta exactitud a qué valor saldría el producto final y si se acomoda con lo que ya se ha tenido que investigar del mercado.
• Prototipar adecuadamente, las veces que sean necesarias antes del lanzamiento. Equivocarse lo antes posible con el menor costo invertido.
• Planear la futura manufactura y proveeduría de partes es muy importante. Acá se aplica que del “dicho al hecho hay mucho trecho” para decir que una cosa es un diseño muy estructurado en el papel pero que, si no cuenta con los materiales y la forma de hacerlo realidad a costos competitivos, será un dispositivo que no tiene viabilidad.

Por esto la metodología de TECHNOLOGY READINESS LEVELS – los niveles de madurez de la tecnología, más conocidos por sus siglas inglesas originarias TRL, dan un marco para los desarrollos tan relevante.

Al final, la clave será contar con un muy buen equipo que tenga la experiencia para que la innovación y desarrollo si sea realmente un proceso exitoso.

Contáctanos ahora mismo y te asesoraremos.

También te podría interesar